La ineptitud sobrevenida de la persona asalariada como causa de despido objetivo del trabajador

La Ley de relaciones laborales permite la realización de un despido por causas objetivas por ineptitud sobrevenida del trabajador una vez ha acabado el periodo de prueba con la colocación efectiva del trabajador a la empresa. Este tipo de despidos han supuesto tradicionalmente un foco de dudas conceptuales sobre cuando se puede considerar que nos encontramos ante esta situación en concreto, por este motivo el alcance, las características propias y los requisitos para poder apreciar este tipo de ineptitud, al no estar regulados normativamente, han necesitado alimentarse de abundante jurisprudencia para poder configurarse.

La ineptitud sobrevenida del trabajador

El Tribunal Superior de Justícia (TSJ) ha tingut ocasió de matisar el concepte d’ineptitud després del seu tractament en múltiples ocasions i que explicarem en aquest article, si bé aquesta definició no està exempta de dubtes, sobretot als límits de la mateixa, trobant-nos en molts casos davant conceptes subjectius.

La Ley lo define como una "inhabilitado o una falta de facultades profesionales de esta persona para llevar a cabo las tareas esenciales de su trabajo" y de acuerdo con la jurisprudencia de nuestros tribunales, el TSJ entiende la ineptitud sobrevenida del trabajador como la falta de aptitud para hacer algo precisando este tribunal las condiciones de aplicación del artículo 85.1 a la sentencia 298/15 del 23-12-2015 y que el mismo establece 3 criterios esenciales y acumulativos:

- una causa de ineptitud en la persona del trabajador,

- que esta ineptitud haya sobrevenido durante la relación laboral,

- que esta ineptitud afecte la realización de las tareas habituales del trabajador, siendo estas determinadas en relación con la categoría de trabajo del trabajador.

Quedan fuera de este tipo de despidos cuando nos encontramos con un rendimiento del trabajo defectuoso, es decir, cuando el trabajador apto obtiene un rendimiento defectuoso que se asocia a una voluntad culpable del trabajador o cuando nos encontramos ante supuestos de incapacidad laboral derivados de situaciones de invalidez por enfermedad o accidente que se tratan de causas de rescisión contractual diferentes y no comparables a la causa objetiva de rescisión por ineptitud.

Caso por casov

En la sentencia de referencia, el TSJ confirma la ineptitud sobrevenida de un agente de primera intervención en túneles que, después de 6 años y 300 días de trabajo en la empresa, en un control rutinario de seguridad y salud en el trabajo el médico notifica a la empresa que el trabajador tiene asma. El tribunal en aplicación de estos 3 principios, confirman que nos encontramos en el supuesto de ineptitud sobrevenida del operario, al tratarse de una ineptitud real, que ha sobrevenido durante la relación laboral que afecta a la realización de las sus tareas habituales y que le impide desarrollar ninguna otra tarea dentro de su categoría.

Muy diferente es el caso de una trabajadora encargada de almacén despedida porque sufría un asma bronquial grave y muy lábil que le impedía realizar la apertura de cajas de material. En este caso el TSJ considera que de ninguna manera queda acreditado que la trabajadora se encuentras en la imposibilidad absoluta de trabajar, sino que abrir cajas, constituía una mínima parte de las tareas habituales y esenciales de la misma.

Además de los 3 criterios ya mencionados se debe valorar que la causa de ineptitud sea:

- Real y no simulada

- Permanente y definitiva y no meramente circunstancial

- Relevante que muestre una aptitud inferior a la media normal por el lugar y la profesión

- Afecta a tareas propias de las prestaciones laborales contratadas

Conclusión

Es necessari distingir una ineptitud sobrevinguda d’una altra sèrie de supòsits relacionats i confusibles amb ella, que no sempre donaran lloc a l’apreciació d’aquesta causa de rescissió del contracte. Cada cas s’ha d’analitzar amb detall per tal d’observar l’existència, o no, de la ineptitud sobrevinguda, tenint en compte la dificultat probatòria que comportarà poder provar-ho en un judici. Si tens qualsevol dubte o necessites aclariment sobre aquest tema, no dubtis en contactar amb el nostre equip d’advocats laboralistes.

 

 

 

Meritxell AlarconMeritxell Alarcón

Abogada

malarcon@virtusadvocats.com

+ 376 70 70 10